O Fogar do Santiso, una experiencia gastro-cultural única

Conforme te vas alejando de Santiago piensas que lo de “está en las afueras” se va quedando un poco corto y empiezas a utilizar tu orientación, tu memoria o la bendita eficaz útil tecnología para llegar a Luou, en el concello de Teo dónde Santiso ten o seu Fogar.
O Fogar do Santiso escapa de los típicos tópicos de restaurante enxebre para aproximarse más a, tal y como ellos lo describen, una experiencia gastro-cultural única. O Santiso nace en el 96 con un afán de preservación y difusión de la tradición y cultura gallegas vertebrado a través del negocio hostelero. En su ADN está, entre otros, la innovación, la sostenibilidad y ecología, la cultura, el autabastecimiento, la cultura y como no, Galicia.
Este espacio único te ofrece la posibilidad de comer en un auténtico galpón de hace más de 100 años, disfrutar de una cena totalmente amenizada por cualquier evento cultural en su cueva, comer a la sombra en cualquiera de sus diferentes recunchos exteriores o celebrar con hasta 700 comensales de una queimada durante una noche de verano (o de cualquier otra estación).
La cocina mezcla lo tradicional con lo innovador, lo enxebre con lo global o lo más simple con lo más sofisticado. Nuestra primera aproximación fue una deliciosa empanada de maíz con berberechos. Los berberechos grandes y en su punto y la masa sorprendente, tierna y crujiente a la vez, perfectamente ligada a los berberechos. Luego unas deliciosas Croquetas do Fogar con los imprescindibles grelos. Había que probar el churrasco de Porco Celta hecho a la brasa, poco a poco, algo más grasiento pero mucho más jugoso y sabroso y unos chorizos de la casa con unas patatas fritas de toda la vida. Para acabar una Tulipa de mousse de queso y fresas deliciosa y unos licores de chocolate y de leche ambos “da casa”. 


Un servicio detallista y atento, del que sin duda es obligatorio dejarse aconsejar, unos productos que literalmente están traidos de la huerta de atrás y una cocina que eleva productos de toda la vida (y no tanto) a categoría de manjar hacen salir de allí con ganas de volver a probar sus hamburguesas, ensaladas, pulpo o verduras y planear, por ejemplo, una noche de queimada para espantar a las meigas que después de esta experiencia en O Fogar do Santiso seguro que habelas hainas.
O Santiso también tiene área de juegos infantiles, parking para autocaravanas, obradoiros culinarios y una presencia en redes sociales digna de un like o un follow.

Deixar unha resposta