Xacobeo 10, grandes actuaciones, pésima organización

Este viernes fue el festival más esperado del año en toda Galicia, festival de 1 día donde se congregaban 2 grandes de la música a nivel planetario y alguna otra sorpresa.
Todo comenzaba con The Right On’s, que le pusieron muchas ganas e hicieron al público saltar y vibrar, con salto al público incluído del cantante, bandera de Galicia y estando “de novo na casa”. Este grupo promete y seguro que dará que hablar en los próximos años.
Jónsi fue para muchos la gran sorpresa de la noche. Su puesta en escena “diferente” no pasó desapercibida y después de un inicio un tanto chillout, temas como Go Do levantó a muchos fans de Muse que ya estaban tomando posiciones.
Y llegó uno de los platos fuertes de la noche: Muse cumplió las expectativas. Tienen un directo muy potente y una puesta en escena espectacular, eso que no es de la propia gira. Un inicio inesperado con New Born dió el pistoletazo de salida hacia un repaso por su carrera con éxitos como Plug it Baby, Uprising o Starlight que no defraudaron al grueso de fans que se concentraron en Monte do Gozo. Eso sí, casi no interactuaron con el público. Cumplieron y se fueron.
Después de casi 90 minutos y una bochornosa actuación destrozatemas de Caradeniño Dj y sus amigos, el público, ya frío y menos numeroso, recibió a Pet Shop Boys con su cúbico y futurista espectáculo. No defraudaron: los que se quedaron pudieron disfrutar de todos los éxitos del mítico dúo y se mostraron muy enrollados con la gente. No se puede decir que no se lo currasen. Todo un espectáculo digno de ser visto.
Ya a altas horas llego Vitalic a un escenario en desmontaje, ya a las tantas de la madrugada. Se nota que el tío lleva años, es un auténtico crack. Lástima el trato que recibió donde prácticamente lo echaron del escenario, cortándole la actuación de repente.
El warm-up lo hizo Poti, haciendo un repaso por los principales himnos del indie de los últimos años, prácticamente una mítica sesión del playa de un sábado cualquiera.
En general fue un espectáculo que mereció la pena, ya que el nivel de los artistas fue muy alto. No se puede decir lo mismo de la organización, que no pasa del suspenso bajo:
  • Los precios que se encontraron los asistentes eran una auténtica estafa: 4,50€ por un “cutreperrito caliente” o un bocata de pan (algo más llevaban), 3,50€ por una caña con 2 dedos de espuma, 10€ por un litro, 8€ por un cubata y 16€ por uno doble. Hay que recordar que lo único que estaba permitido pasar para 8 horas de concierto eran 500 ml de agua.
  • 25 baños para 25000 personas… y eso que los tíos utilizaron el campo.
  • El lío que se formó en la apertura, tarde y desorganizado, había gente esperando desde por la mañana que tuvo que ver como se les colaban decenas de personas.
  • El lío que se montó para coger un bus de vuelta, gritos empujones y gente andando al centro.
  • La entrada de menores de 16 años: se pudieron ver a varios niños en el recinto, que incluso salieron en las pantallas gigantes.
  • La aparición de negocios de dudosa legalidad el camino a Monte do Gozo. Totalmente permitidos por fuerzas de seguridad.
  • Los controles de acceso no tuvieron control alguno: gente entrando y saliendo, sin revisión de bolsas o bolsos.
  • La torreta central, el sonido y el viento.
  • Los 90 minutos de espera entre Muse y PSB.
En resumen, un desastre. Se salva la entrada escalonada de gente que propició que no hubiese ningún problema para entrar pronto y la Policía Local de Santiago, regulando perfectamente el acceso y aparcamiento en los parkings habilitados.

2 thoughts on “Xacobeo 10, grandes actuaciones, pésima organización

  1. Me gusta más la crónica de la Voz… xDD
    En cuanto a la organización por lo menos superó a la del Boss del año pasado! así que le doy un aprobado!

  2. La historia de los buses… creo que no la sabe todo el mundo…
    Los muy listos hicieron una cola de autobuses en un carreiro de un solo carril. Parecía facil, llegar al primer bus y ya arrancaba camino de la “ciudad”. El caso es que, una vez más, la ley de Murphy hizo acto de presencia y el primer bus de “LA GRAN COLA” se estropeo, quedando literalmente A-T-R-A-P-A-D-O-S sin poder salir ni para adelante ni para atrás. Creo que la grua tardó como una hora y media en llegar y poder mover el bus en cuestión.

Deixar unha resposta